1. INTRODUCCIÓN


En este tema nos vamos a encontrar con los siguientes contenidos:
Los aspectos de desarrollo social, emocional y moral que van muy ligados en su evolución, y así mismo se relacionan con el desarrollo de la personalidad .

Es muy importante estimular un desarrollo social y emocional saludable desde el nacimiento, por este motivo los educadores deben familiarizrse con las diferentes etapas de desarrollo de los niños.
Además, los primeros cinco años de vida son un momento crítico en el desarrollo de los niños pequeños, pero años posteriores no son menos imortantes. A lo largo de su desarrollo van a conseguir controlar sus emociones (control emocional), se empiezan a desarrollar estrategias, sobre todo relacionadas con su desarrollo moral.
Como en la mayoría de las áreas, las figuras de referencia (padres, madres,...) serán fundamentales.



2. DESARROLLO EMOCIONAL


Pensar (desarrollo cognitivo), actuar (desarrollo motórico) y sentir (desarrollo emocional) son las tres acciones que nos van a definir.
Todos tenemos emociones, nacemos con algunas de ellas. Son sencillas y con el desarrollo se hacen más complejas. Las emociones durante los primeros años están descontroladas pero a lo largo de la vida se va a aprender a controlarlas. Con lo que nacemos es con el conocimiento de cómo controlarlas para que nos sirvan.
Un ejemplo de esto sería:
  • Una emoción descontrolada de ira: un niño coge una pataleta porque no le dan lo que quiere.
  • Una emoción controlada: tiene como resultado mayores habilidades y control de las emociones. Esto se observa cuando el individuo busca otras soluciones a los problemas planteados.


2.1. CONCEPTO DE EMOCIÓN


Aquí presentamos un breve repaso teórico:

  • Las teorías conductistas de Watson y Skinner definen la emoción como una predisposición a actuar de una determinada manera, enfatizando la acción. Éstas responden a una situación que se da de forma previa a una respuesta. Intreprentan que existen respuestas de tres emociones: rabia, afecto y miedo. A partir de aquí se desarrollan unas u otras conductas. Por ejemplo: Un indiviudo sabe que saltarse una norma provocará recibir un azote, por lo que tendrá miedo y su respuesta conductual le hará responder de alguna manera.
  • Por otro lado, P. Cristóbal se crentra en los componentes psicofisiológicos, se trata de una respuesta somática con alteraciones de temperatura cardíacas, de respiracion, salivar, etc.
  • Bisquerra considera las emocines como reacciones a las informaciones que recibimos en nuestras relaciones con el entorno. La intensidad está en funcion de las evoluciones subjetivas que realizamos sobre cómo la información recibida va a afectar a nuestro bienestar.
Epiceto tambíen afirmaba ya en el siglo I a.C que la gente se perturba, no por los acontecimientos, sino por su opinión sobre porque suceden los acontecimientos. La intensidad de las emociones se miden por la importancia que les damos a esos sucesos.


2.2. EMOCIONES BÁSICAS


Una emoción es un estado afecto que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada por cambios orgánicos de origen innato, influidos por la experiencia. Las emociones tienen una función adaptativa de nuestro organismo a lo que nos rodea. Es decir, son aquellas que se pueden inferir directamente de las expresiones faciales.
En general, las emociones primarias son procesos adaptativos. Cuando apenas tenemos unos meses de vida, adquirimos emociones básicas como el miedo, el enfado o la alegría. Incluso algunos animales comparten con nosotros esas emociones tan básicas, que en los humanos se van haciendo más complejas gracias al lenguaje, porque usamos símbolos, signos y significados. Cada individuo experimenta una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, aprendizaje, carácter y de la situación concreta.
Las emociones básicas son 6: felicidad, miedo, enfado, tristeza, sorpresa, ira y asco.
Nosotras, solo vamos a desarrollar 4 de ellas:

  • La felicidad: contribuye a muchos aspectos del desarrollo. Con ella, se produce un incremento de la flexibilidad cognitiva, facilitando así el orgien de soluciones creativas e innovadoras a los problemas. Nos mostramos de forma más dinámica, más expuesto a explorar y experimentar nuevas situaciones, nos resulta más fácil planificar y adoptamos decisiones de forma más rápida.
Alrededor del primer mes y medio de vida suele aparecer la sonrisa social, muchas veces descontrolada, pero comienza a darse cuenta deque puede establecer una relación con las situaciones que vive.


felicidad.jpg

A los 3 - 4 meses aparece la risa.
Sobre los 6 - 8 meses, las expresiones de felicidad son más selectivas.
El centro escolar actuará como facilitador de experiencias agradables académicas, sociales y personales que desarrollarán la felicidad el niño.


  • La ira: las expresiones faciales de enfado suelen manifestarse más claramente a partir de los primeros meses de vida.iraaaa!.jpgEl enfado sirve de señal social para que los cuidadores les atiendan. Con los años, su desarrollo cognitivo y su autorregulación emocional les permitirá transformar esa respuesta de ira en otra actividad más constructiva. Además, tendemos a pensar peor de los demás cuando nos encontramos airados, y la ira nos hace menos reflexivos.

  • Cuando nos hallamos bajo su influjo, tendemos a hacer juicios rápidos basándonos bien en las características más superficiales. Aunque a lo largo del desarrollo el nivel cognitivo se aprende a cómo encauzar esa ira y no reaccionar de forma iracunda. Conforme se le vayan marcando límites, estrategias, autorregulacion al individuo va a conseguir más cosas.




  • La tristeza: es el sentimiento negativo caracterizado por un decaimiento en el estado de ánimo habitual del individuo, que se acompaña de una reducción significativa en su nivel de activación cognitiva y conductual.
    Suele ser menos habitual que la ira en bebés. Conlleva aspectos secundarios como la soledad, apatía, dejadez, falta de conctración, indefensión inmunológica, negativismo, etc.

tristeza.jpg


  • El miedo: Durante la primera infancia suelen ser menores las eracciones, ésto se confía a sus educadores.
  • miedo.jpg

Muchos niños desarrollan miedo a situaciones que no llegan a establecer estrategias para eliminarlas, sino que se refugian en los adultos en que confían. Esto surge porque quieren tener protección y cuidado de sus padres que poco a poco se convertirá en una herramienta de supervivencia.

Confían en las habilidades del cuidado para superar la situación.
El miedo a las alturas en los bebés o la llamada ansiedad ante extraños aparece alrededor de los 6 - 8 meses.
En edad escolar, los miedos serán en muchas ocasiones aprendidos.
Además, pese a que los miedos aumentan con la edad, se aprenden estrategias para superarlos.






En un segundo conjunto de emociones nos encontramos con las autoconscientes o morales, en la que pueden confluir muchas emociones básicas. Como son la verüenza, el orgullo, los celos, la envidia, la culpabilidad...

Éstas presentan las siguientes características:
  • Son aprendidas o enseñadas
  • Varían de cultura a cultura. Por ejemplo: el respeto a los padres aquí no es el mismo que en Japón, ya que se les tiene mucho más respeto a las personas mayores.
  • Cambian con la edad y las experiencias


2.3. HITOS DEL DESARROLLO EMOCIONAL


Hasta ahora nos hemos centrado en los modos de expresión emocional del niño, pero no hay que olvidar "el otro lado de la moneda" que implica la comprensión de las emociones. A esto va unido por un lado, el concepto de empatía, que es la habilidad para comprender los sentimientos de otros y responderles de manera complementaria, y por otro lado, el de altruismo, que indica una conducta orientada a beneficiar a los demás sin esperar nada a cambio a nivel individual.

Cuando el niño llega a entender las emociones del resto, alcanza un hito en su desarrollo emocional. La expresión máxima de la empatía, como ya hemos mencionado, es el altruismo. Pierde percepción egocéntrica, comprende a los demás. Esto vendrá por el carácter del individuo, se desarrollará de forma completa aproximadamente a los 6 - 7 años. Su temperamento se irá afianzando durante gran parte de su desarrollo.
El carácter o temperamento forma parte del desarrollo emocional como sustrato interno a las respuestas. Es diferncial y marca la tendencia emocional, pero no es irreversible. Además influye el tipo y desarrollo de apego infantil establecido con sus progenitores. Este es un elemento más de influencia en la conducta emocional del escolar.
Por ejemplo: una persona introvertida, ante situaciones extremas se queda parada. Su temperamento no tiene porque ser siempre así, puede variar y aprender estrategias para obtener beneficios en sus relaciones sociales.


2.4. INTELIGENCIA EMOCIONAL


Cuando nos referimos a la inteligencia emocional, entendemos que tiene el siguiente significado, esta inteligencia se caracteriza pro ser la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y también la habilidad para manejarlos.

El término fue puesto en marcha por Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Este psicólogo estadounidense nos hace comprender que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades, las cuales pasamos a concretar:
  • Conocer las emociones y sentimientos propios
  • Manejarlos y tener consciencia de ellos
  • Reconocerlos y tenerlos en cuenta
  • Crear la propia motivación para desarrollarlos
  • Gestionar las relaciones entre ellos

Podemos decir que esta inteligencia emocional nos permite conocer nuestros propios límites en cuanto al conocimiento de nuestras emociones, también nos habla de la empatía, ya explicada en temas anteriores, es decir, cómo comprender a los demás y ponerse en su situación. Mediante esto podremos fomentar nuestro trabajo en equipo y mejorar nuestro desarrollo personal y educativo y esto nos brindará la posibilidad de mejorar en todos los sentidos.
Cuando hablamos de la inteligencia, con anterioridad sólo se hacía referencia a ella mediante el CI (Coeficiente Intelectual). Mucho antes Salovey, John Mayer y posteriormente, Daniel Goleman, podemos decir que encontraron un nuevo modelo de la inteligencia más avanzado, este es el siguiente: el coeficiente emocional (CE), el cual significa: la medición de la inteligencia emocial que tienen las personas.
Por último, cabe decir de este apartado que la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional se complementan entre sí.



3. DESARROLLO SOCIAL


Entendemos por socialización la interiorización de normas, pautas de conducta, valores y visiones del conjunto de la sociedad en la que el individuo se integra, consiguiendo de este modo adaptarse a interaccionar satisfactoriamente con ella. En otras palabras, es socializacion.jpgla toma de conciencia de la estrucutura social que rodea a una persona. El proceso es posible gracias a la acción de los denominados agentes de socialización, que son las instituciones y los sujetos representativos con capacidad para transmitir los elementos culturales apropiados.

Los agentes sociales más importantes son la escuela y la familia, aunque no son los únicos.
Los especialistas suelen hablar dos tipos de socialización: la primaria, que es el proceso donde el infante adquiere las primeras capacidades intelectuales y sociales, y la secundaria, que tiene lugar cuando ciertas instituciones específicas aportan competencias específicas. Y también añadiremos un tercer tipo de socialización.

Aquí observamos qué agentes de socialización influyen más sobre los individuos según la edad que tengan:
  • 5 - 8 años: Familia
  • 6 - 12 años: Escuela
  • 10 - 12 años: Compañeros
  • Y por último, también cabe mencionar los medios de comunicación. Durante todo su desarrollo va influyendo, transmitiendo una serie de valores y conductas, que asumiremos o no según nuestra personalidad.


3.1. TIPOS DE SOCIALIZACIÓN

Como ya hemos mencionado anteriormente, la primaria es la primera por la que el individuo atraviesa en su niñez.external image mafalda-y-los-ninos.jpg

Socialización primaria: se da en el núcleo familiar, por lo que se caracteriza por una fuerte carga afectiva. Termina cuando el concepto del otro se ha establecido en la conciencia del individuo.

La socialización secundaria: se refiere a la internaliación de realidades, donde descubre que el mundo de sus padres no es el único. Ésta se da en el contexto institucional, pierde esa carga afectiva cambiándola por una serie de pautas pedagógicas. Conlleva también el aprendizaje de normas sociales, pautas de conducta establecidas, valores culturales... Con la finalidad de autocontrolarse, cumpliendo las reglas sin decírselo.

Socialización terciaria: Se relaciona con la transculturación. Consiste en la integración a otras sociedades o sistemas de referencia distintos a los que ya tiene interiorizados el individuo. Éste deberá conocer las costumbres de la sociedad en la que se tiene que integrar y adoptar sus rasgos, conservando los anteriores o perdiéndolos.

Tanto el seno familiar como el medio cultural son medios de socialización. Por un lado, el seno familiar es el más cercano. Desde que el niño nace va adquiriendo valores de las personas que tiene a su alrededor, además aprende normas de convivenvcia en su familia y a obedecerlas para evitar castigos. Aquello que apredan dependerá del grado de afectividad, de los roles que jueguen los padres y de las peculiaridades de cada familia.
Por otro lado, el medio cultural engloba todo lo externo a la familia que también interviene en la socialización de las personas. Esto es por ejemplo, los medios de comunicación o sobre todo, la escuela, porque en ella se viven todo tipo de experienzas que enseñan a convivir con los demás, a cómo actuar adecuadamente según la situación, elementos de la cultura en la que se encuentran, pero también de otras diferentes...


3.2. LA INTEGRACIÓN SOCIAL


La integración social es un proceso que consiste en que las personas pasen a formar parte de una sociedad, con unos valores comunes. Este proceso se inicia en la familia, y posteriormente, en la escuela se refuerza y se enseñan las habilidades necesarias para saber integrarse en sociedad y en su futuro, enfrentarse a la vida adulta.

Si se enseñan a los alumnos habilidades y destrezas mediante experiencias de aprendizaje significativas, sabrán enfrentarse con mayor probabilidad de éxito ante las situaciones diferentes a lo largo de sus vidas.

Además, es muy importante que los niños sepan relacionarse con sus iguales y con los adultos. Por este motivo, y para que sepan cómo integrarse correctamente en sociedad se deben adquirir una serie de capacidades: comprender puntos de vista diferentes al propio deshaciéndonos del egocentrismo; ser empáticos, es decir, entender las emociones de los demás y tener voluntad de ofrecer apoyo; saber cómo deben relacionarse con los demás, aprender de ellos, entender las diferentes opiniones...; desarrollar las habilidades sociales decuadas para relacionarse de manera correcta, por ejemplo, saber iniciar una conversación para hacer amigos, expresarse de la mejor manera posible según la situación de comunicación...; aceptar el concepto de autoridad, saber actuar correctamente cuando uno mismo tiene la autoridad y cuando la tienen otros, respetando siempre la integridad de las personas; y entender los sistemas que rigen la sociedad (político, económico, institucional y comercial).


3.3. IMPLICACIONES EDUCATIVAS



1. Integración social: conocer su sistema social, su gobierno, su economía, sus estratos sociales…

2. Interacción social: aprender a relacionarse con la gente de su entorno y más allá.

3. El juego como herramienta privilegiada de socialización en la escuela.

4. La familia como seno socializador y constructor de la identidad del niño.

5. La escuela como facilitadora de experiencias sociales.

6. Curricularmente: competencia básica social y ciudadana (LOE).

7. La amistad y relaciones personales en la escuela: atender a los que no logran alcanzarlo.



4. LA IDENTIDAD


external image Dudasymasdudas.jpg


Es el núcleo del cual se conforma el yo, que junto a la razón, le permiten al ser humano interactuar con otros individuos presentes en el medio.

Según algunos autores, la identidad se comporta como algo relativo, como un núcleo plástico capaz de modificarse a lo largo de la vida y el desarrollo, lo que permitiría al ser humano tener la capacidad de comportante de formas diferentes según el contexto en el que deba actuar.

El contexto sociocultural en el que el individuo se encuentra inserto es fundamental y decisivo en la formación de su identidad. Sin embargo, no se trata del único factor que la determina. La identidad humana se configura a partir de la interacción con el medio y el funcionamiento individual propio del sujeto. Así el ser humano es capaz de sentir, que más allá de lo que es, forma parte de un algo mayor fuera de sí mismo.






4.1. DESARROLLO DE LA IDENTIDAD


A partir de los seis años el niño ya ha adquirido los primeros hábitos de la vida social (control de esfínteres, control de reacciones agresivas, interiorización de las normas fundamentales de convivencia). En cuanto a su identidad, el niño llegará a consolidarla; adquirir conciencia de sus capacidades y sus limitaciones; percibir su situación en el mundo social; aceptar las normas; adoptar comportamientos cooperativos; evolucionar desde posiciones de heteronomía moral a posiciones de autonomía y acuerdo social; desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia. Además, en esta edad, el niño quiere agradar a sus compañeros y a sus adultos de referencia más cercanos.

La progresiva aparición del pensamiento abstracto, por otro lado, hace posible que el niño comience a ser capaz de ver las cosas y de verse a sí mismo desde el punto de vista de otros. Esta posibilidad de descentrarse, de salir de la perspectiva egocéntrica, es la condición previa para el desarrollo de actitudes y comportamientos cooperativos e incluso propiamente altruistas.

La interacción entre iguales durante este período, al igual que en edades anteriores y posteriores, es fuente de desarrollo y estímulo para el aprendizaje. También es positiva la emulación (deseo de superarse en relación a otro para conseguir un objetivo) en un contexto relacional cooperativo.

Hacia los ocho años va desvinculándose de la familia para pasar a depender más afectivamente del grupo de amigos. Los adultos pierden la preponderancia relativa con que contaban en años pasados. Surgen las primeras amistades fijas.

Hacia los diez años, el niño se encuentra integrado en la pandilla de carácter marcadamente unisexual y nada democrática en la que existe un líder. Esta pandilla derivará al final de la etapa en grupos mixtos donde aparecen los intereses sexuales.

En confrontación con los otros y con las exigencias de los aprendizajes que realizan, los niños van forjando su autoconcpeto y autoestima, lo cual implica el conocimiento y la valoración de sí mismos.

  • Identidad profesional: los niños dicen qué quieren ser de mayores basándose en las profesiones que tienen susexternal image astronauta.jpg padres o en su imaginación, eligiendo por los famosos que les gustan o las referencias que tengan más cercanas. En la medida en que van creciendo, para esta elección comienzan a tener en cuenta sus habilidades y su capacidad intelectual.

  • Identidad sexual: existen unos estereotipos en la sociedad que marcan lo que se espera de las personas según su sexo, aunque cada vez los roles según el género son más flexibles.El desarrollo de la sexualidad humana empieza con el contacto físico, cuando los bebés son sujetos y acariciados. Eso es necesario y natural que ocurra. No se debe privar al bebé de contactos corporales. Es necesario reconocer al niño como ser sexuado, en relación consigo mismo y con otros, para que se construya una identidad sexual propia. La sexualidad infantil es una de las puertas por la cual el niño desarrolla su personalidad y sus relaciones con la afectividad.
    La sexualidad es una cosa natural en los seres humanos, una función como tantas otras, como comer, caminar, leer, estudiar, etc. Y como tal, debe ser un tema tratado con naturalidad, honestidad, cariño, y teniendo su propio espacio dentro del proceso educacional del niño.



external image sexo-genero.jpg
external image SEXUALIDAD-NI%C3%91OS1.jpg
















4.2. ESTRATEGIAS EDUCATIVAS

Para reforzar la identidad de los alumnos, los docentes pueden:

1. Alabar las conductas que muestren esfuerzo y consideración hacia los demás.

2. Plantear los temas de discusión necesarios para resolver conflictos.

3. Evitar que los alumnos se sientan culpables o avergonzados, deben aprender a asumir sus responsabilidades y responder de sus actos.

4. La tolerancia total o el "todo vale" en nombre de la espontaneidad tendrán consecuencias negativas en el desarrollo de su identidad personal. No debemos rebajar el listón de exigencias sin una justificación de peso.



5. DESARROLLO MORAL


La moral es el conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que funciona como una guía para obrar. Es decir, la moral orienta acerca de qué acciones son correctas (buenas) y cuáles son incorrectas (malas).

Ya que los individuos que pertenecen a una sociedad determinada suelen tener los mismos valores morales, toda la moralidad regula el comportamiento de sus miembros.

Para crecer moralmente debemos desarrollar, en primer lugar, el juicio moral como la capacidad individual para emitir juicios de forma argumentada sobre lo que está bien y lo que está mal en las conductas humanas, en la propia y en la de los demás, y en segundo lugar, la comprensión
external image conciencia-homero4.jpg
crítica, como la capacidad para comprender y buscar la raíz de los problemas personales y sociales, teniendo en consideración las distintas lecturas que se pueden hacer, adquiriendo actitudes de compromiso para mejorar a nivel individual y social.

Además, es importante el desarrollo de la conciencia moral, esto es, la capacidad que permite darnos cuenta de lo que merece la pena, es correcto o de lo que no merece la pena, de lo malo, de lo que hay que evitar. Así, nos permite evitar las conductas que no son adecuadas y dirigir nuestra conducta en la dirección que consideremos mejor. También se desarrolla el ideal del yo, esto es la imagen que cada uno tiene sobre cómo le gustaría ser, qué quiere alcanzar a ser.

El crecimiento moral pasa por distintas etapas relacionadas con el desarrollo cognitivo de cada individuo según la edad, así, es necesario trabajar moralmente para ir superando las distintas etapas y crecer más como personas.



5.1. CONCEPCIÓN TEÓRICA DEL DESARROLLO MORAL

external image image002.jpgKöhlberg hizo un esudio en su obra Stage and sequence, en la cual diferencia unas etapas en el desarrollo de la moralidad en las personas. Para este psicólogo, el desarrollo cognitivo es condición necesaria para el desarrollo del razonamiento moral, aunque no es condición suficiente. Por esta razón los estadíos que describe Köhlberg no tienen su inicio marcado por una transición en las capacidades lógicas, ya que los cambios en el desarrollo cognitivo se producen bastante antes que los cambios en el razonamiento moral. El razonamiento no es lo único que influye en la toma de decisiones morales, si no que también tienen que ver otros factores como los sentimientos y las emociones.

Köhlberg llevó a cabo su estudio analizando los razonamientos de niños y niñas ante dilemas morales. A partir de las respuestas obtenidas propuso una secuencia evolutiva en tres estadios: PRECONVENCIONAL, CONVENCIONAL y POSTCONVENCIONAL.





ETAPA PRECONVENCIONAL (de 4 a 10 años)

  • Estadio 1: el castigo y la obediencia (heteronomía)

El punto de vista propio de esta etapa es el egocéntrico, no se reconocen los intereses de los otros como diferentes a los propios. Las acciones se consideran sólo físicamente, no se consideran las intenciones, y se confunde la perspectiva de la autoridad con la propia.

Lo justo es la obediencia ciega a la norma, evitar los castigos y no causar daños materiales a personas o cosas.

Las razones para hacer lo justo son evitar el castigo y el poder superior de las autoridades.

  • Estadio 2: el propósito y el intercambio (individualismo)

La perspectiva característica de esta etapa es el individualismo concreto. Se desligan los intereses de la autoridad y los propios, y se reconoce que todos los individuos tienen intereses que pueden no coincidir. De esto se deduce que lo justo es relativo, ya que está ligado a los intereses personales, y que es necesario un intercambio con los otros para conseguir que los propios intereses se satisfagan.

Lo justo en esta etapa es seguir la norma sólo cuando beneficia a alguien, actuar a favor de los intereses propios y dejar que los demás lo hagan también.

La razón para hacer lo justo es satisfacer las propias necesidades en un mundo en el que se tiene que reconocer que los demás también tienen sus necesidades e intereses.


ETAPA CONVENCIONAL (de los 10 a los 13 años aproximadamente)

  • Estadio 3: expectativas, relaciones y conformidad interpersonal (mutualidad)

La perspectiva de esta etapa consiste en ponerse en el lugar del otro: es el punto de vista del individuo en relación con otros individuos. Se destacan los sentimientos, acuerdos y expectativas compartidas, pero no se llega aún a una generalización del sistema.

Lo justo es vivir de acuerdo con lo que las personas cercanas a uno mismo esperan. Esto significa aceptar el papel de buen hijo, amigo, hermano, etc. Ser bueno significa tener buenos motivos y preocuparse por los demás, también significa mantener relaciones mutuas de confianza, lealtad, respeto y gratitud.

La razón para hacer lo justo es la necesidad que se siente de ser una buena persona ante sí mismo y ante los demás, preocuparse por los demás y la consideración de que, si uno se pone en el lugar del otro, quisiera que los demás se portaran bien.

  • Estadio 4: sistema social y conciencia (ley y orden)

El punto de vista desde el cual el individuo ejerce su moral se identifica en esta etapa con el del sistema social que define los papeles individuales y las reglas de comportamiento. Las relaciones individuales se consideran en función de su lugar en el sistema social y se es capaz de diferenciar los acuerdos y motivos interpersonales del punto de vista de la sociedad o del grupo social que se toma como referencia.


Lo justo es cumplir los deberes que previamente se han aceptado ante el grupo. Las leyes deben cumplirse salvo cuando entran en conflicto con otros deberes sociales establecidos. También se considera como parte de lo justo la contribución a la sociedad, grupo o instituciones.

Las razones para hacer lo que está bien son mantener el funcionamiento de las instituciones, evitar la disolución del sistema, cumplir los imperativos de conciencia
(obligaciones aceptadas) y mantener el autorrespeto.


ETAPA POSTCONVENCIONAL (adolescencia, adultez temprana o nunca)

Las decisiones morales en este nivel tienen su origen en el conjunto de principios, derechos y valores que pueden ser admitidos por todas las personas que componen la sociedad, entendiéndose ésta como una asociación destinada a organizarse de un modo justo y beneficioso para todos sin excepción.

  • Estadio 5: derechos previos y contrato social (utilidad)

En esta etapa se parte de una perspectiva previa a la de la sociedad: la de una persona racional con valores y derechos anteriores a cualquier pacto o vínculo social. Se integran las diferentes perspectivas individuales mediante mecanismos formales de acuerdo, contrato, imparcialidad y procedimiento legal. Se toman en consideración la perspectiva moral y la jurídica, destacándose sus diferencias y encontrándose difícil conciliarlas.

Lo justo consiste en ser consciente de la diversidad de valores y opiniones y de su origen relativo a las características propias de cada grupo y cada individuo. Consiste también en respetar las reglas para asegurar la imparcialidad y el mantenimiento del contrato social. Se suele considerar una excepción por encima del contrato social el caso de valores y derechos como la vida y la libertad, que se ven como absolutos y deben, por tanto, respetarse en cualquier sociedad, incluso a pesar de la opinión mayoritaria.

La motivación para hacer lo justo es la obligación de respetar el pacto social para cumplir y hacer cumplir las leyes en beneficio propio y de los demás, protegiendo los derechos propios y los ajenos. La familia, la amistad, la confianza y las obligaciones laborales se sienten como una parte más de este contrato aceptado libremente. Existe interés en que las leyes y deberes se basen en el cálculo racional de la utilidad general, proporcionando el mayor bien para el mayor número de personas.

  • Estadio 6: principios éticos universales (autonomía)

En esta última etapa se alcanza por fin una perspectiva propiamente moral de la que se derivan los acuerdos sociales. Es el punto de vista de la racionalidad, según el cual todo individuo racional reconocerá el imperativo categórico de tratar a las personas como lo que son, fines en sí mismas, y no como medios para conseguir ninguna ventaja individual o social.

Lo que está bien, lo justo, es seguir los principios éticos universales que se descubren por el uso de la razón. Las leyes particulares y acuerdos sociales son válidos porque se basan en esos principios y, si los violaran o fueran en contra de ellos, deberá seguirse lo indicado por los principios. Los principios son los principios universales de la justicia: la igualdad de derechos de los seres humanos y el respeto a su dignidad de individuos. Éstos no son únicamente valores que se reconocen, sino que además pueden usarse eficientemente para generar decisiones concretas.

La razón para hacer lo justo es que, racionalmente, se ve la validez de los principios y se llega a un compromiso con ellos. Este es el motivo de que se hable de autonomía moral en esta etapa.


5.2. COMPONENTES DE LA MORALIDAD

external image BuenoYMalo.jpg

En los componentes de la moralidad se pueden diferenciar los morales de los metamorales. Estos se diferencian en que si los componentes morales forman parte de la persona en un grado alto, se tendrá una mejor moralidad, en cambio, que los componentes metamorales aparezcan en mayor o menor grado no significa que se tenga una buena o mala moralidad.


  • Morales

-Empatía: es la destreza que permite comprender interiormente a los demás. Cuando se desarrolla esta capacidad emocional es posible ponerse en el lugar de las otras personas, y así entender y apreciar sus pensamientos y sus sentimientos. Es el rasgo fundamental para que las relaciones entre las personas sean exitosas.

-Consciencia: consiste en entender que tenemos unas normas morales, y así, conocer sus características y saber respetarlas.

-Altruismo: según la RAE singnifica: "Diligencia en procurar el bien ajeno aun a costa del propio." Es una forma de solaridad exagerada ya que la preocupación por los demás se lleva al extemo y se antepone la preocupación y tratar de cubrir las necesidades de los demás por encima de las de uno mismo. Los dos aspectos que lo definen son la simpatía y el compromiso, el primero basado en la bondad y en la caridad, y el compromiso de beneficiar más al otro que a uno mismo, lo cual supone un sarificio.

-Razonamiento moral: tras comprender que se tienen unas normas morales será posible razonar sobre ellas, analizarlas y cuestionarlas para estudiar si es posible mejorarlas o concluir en que ya no son válidas. El razonamiento moral se ve influido por el que hayan tenido las personas de referencia del mismo seno familiar, por su forma de educar y de comunicar.

  • Metamorales

-Orientación social: El comportamiento moral fluye de un interés por lo que concierne a los demás, es decir, se busca dar buena imagen ante los demás, quedar bien el mayor parte posible de las situaciones que se viven, o incluso se llegan a aceptar normas con las que no se están de acuerdo para integrase más fácilmente en un grupo. Esto es así porque desarrollarse bien socialmente es muy importante para la mayoría de las personas.

- Autocontrol: Consiste en el control de los propios impulsos y reacciones. Para llevarlo a cabo se pueden realizar una serie de ejercicios de relajación. Esta regulación de los impulsos se haría de manera voluntaria, ya que consiguiendo controlarse para no realizar algo que resultaría gratificante, se obtiene un mayor equilibrio mental. Se consigue un autocontrol cuando la persona es capaz de resistir las tentaciones.

-Sumisión a los estándares externos: este hecho consiste en aceptar las normas establecidas por el grupo. Estas normas impuestas por el grupo son las que fomentarían el desarrollo de la moralidad, y los otros deciden si la conducta es moral o amoral. En la escuela, la conducta de los educadores es la que más influye en el cumplimiento de las normas por los alumnos, pero en edades más cercanas a la adolescencia comienzan a tomar más importancia las normas establecidas por el grupo de iguales.

-Autoestima: es la percepción emocional que tienen las personas de sí mismas. Si la autoestima es positiva en la infancia, en la vida adulta tendrá una buena salud mental y tendrá una visión positiva de los demás ya que también la tiene de sí mismo; en cambio, si una persona se va desarrollando con una autoestima baja, tampoco le agradarán el resto de las personas y podría ser causa de depresiones y malas relaciones sociales.


5.3. ESTRATEGIAS EDUCATIVAS

En el currículo de cada escuela se deben marcar unos objetivos a cumplir relacionados con el desarollo moral para lo cual es necesario crear estrategias que permitan el desarrollo de:

  • La empatía y el desarrollo de habilidades de comunicación que permitan poder situarte en el lugar de otro para comprender sus sentimientos, y además al enseñar habilidades de comunicación nuestros alumnos sabrán expresar mejor sus pensamientos, opiniones... y además entender las palabras del otro.

  • El __juicio moral__ es el acto mental que afirma o niega el valor moral ante una situación determinada o un comportamiento del que somos testigos, es decir, se opina sobre si el hecho es ético o no. Para realizar estos juicios nuestros esquemas cognitivos tienen en cuentael conjunto de esquemas, normas y reglas que hemos adquirido a través de nuestra educación, familia y medio ambiente a lo largo de toda nuestra vida.

  • El sentido crítico para evaluar, desde parámetros de justicia y equidad, la realidad del entorno. Los alumnos deben aprender a no creerse que cualquier conducta moral es correcta, deben saber diferenciar las que están bien de las que no.

  • Conocimiento y valoración del medio como espacio de vida para todos. Hay que saber que vivimos en un espacio en el cual viven muchas personas más, por ello hay que valorarlo, respetarlo y cuidarlo

  • La ciudadanía consiste en pertenecer a una determinada comunidad política. Lo que supone tener una serie de derechos y obligaciones como indivuduos que viven en esa determinada sociedad. Se tara de un derecho y disposición de participar en una comunidad a través de una acción autoregulada. Por esto, como vivimos en sociedad, hay que enseñar a los alumnos a que sepan cómo comportarse en la sociedad a la que pertenecen. Con este objetivo, se creó recientemente una nueva asignatura: Educación para la Ciudadanía.

Según establece el Real Decreto 1631/2006 por la que fue aprobada:

“La Educación para la Ciudadanía tiene como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.”

  • La autoestima, como ya sabemos, es la capacidad que tenemos de valorarnos positivamente a nosotros mismos. Si la autoestima es buena, la valoración que cada uno tiene sobre los demás como persona y cultura, igual a la propia o diferente, también será positiva.



En el contexto escolar se deben enseñar estrategia de trabajo para fomentar el conocimiento de los valores morales de nuestra sociedad. Esto son competencias que se tratan a lo largo del curso de forma transversal, es decir, que en todas las asignaturas se incluyen valores morales de fomra indirecta, pero al mismo tiempo, tambíen podemos enseñarlos de una forma directa con talleres o actividades específicas con contenidos sobre moralidad.

Para la educación primaria, unos ejemplos de estrategias de trabajo podrían ser las siguientes:

external image RE%C3%91IR-3.jpg1) Establecer normas en el aula, diseñarlas justificando por qué se deben cumplir, hay que explicarla y argumentarla. Como docentes deberemos revisar su cumplimiento y registrar en que situaciones se cumple y compararlo con las situciones en las que no se cumplen algunas normas.
Por ejemplo: si queremos enseñar a los alumnos a que respeten el turno de palabra en la clase, primero deberemos explicar en qué consiste y decir por qué es importante. También es recomendable debatir con los alumnos qué opinan sobre la norma que se establece en clase. Así mismo, hay que registrar cuando cumplen el turno de palabra y cuando no para que así se den cuenta de que cuando no se cumple se produce una situación incómoda y que molesta a la persona a la cual se está interrumpiendo.
El siguiente paso es la autorregulación. Cuando los alumnos ya han comprendido e interiorizado las normas deben esforzarse por respetarlas. Ellos mismos tienen que saber controlare para no incumplir las normas morales.



2) Leer en clase narraciones, como cuentos o fábulas, que ejemplifiquen situaciones morales. Así, los niños pueden aprender de una manera más fácil y divertida para ellos.
Por ejemplo: el profesor tras narrar una fábula en clase a sus alumnos, les pregunta qué ha ocurrido, qué personajes han actuado bien y cuáles han actuado mal, cómo habrían actuado ellos mismo en una situación similar poniéndose en el lugar de todos los personajes, preguntar cómo se pueden corregir las actitudes que no han estado bien, etc.







3) La clarificación y el autoconocimiento. Algunos valores morales que son bastante abstractos para los niños de la enseñanza primaria, pueden ser costoso para ellos comprenderlos perfectamente. Pero aunque no los comprendan del todo o no sepan definirlos claramente, a lo largo de su vida han vivido experiencias que seguro han tenido que experimentar dichos valores. Por ello, en la escuela se deben plantear actividades que ayuden a clarificar aquellas cuestiones morales que no se comprendan muy bien.
Por ejemplo: en la asignatura de Conocimiento del Medio o en Educación para la Ciudadanía, se puede plantear a los alumnos que realicen un pequeño trabajo sobre temas como la amistad, la cooperación, la sociedad, los derechos humanos...; o en la asignatura de Lengua, mandar que busquen dichos términos en el diccionario para obtener una definición clara.

4) La reflexión de dilemas y el diálogo. A lo largo de nuestra vida se nos presentan situaciones en las que debemos escoger entre dos valores morales, lo difícil no es escoger entre lo bueno y lo malo, ya que a veces se nos presentan situaciones aún más contradictorias cuando tenemos que escoger entre dos valores positivos.
Por ejemplo: a un niño se le puede plantear la situación de tener que elegir entre ser honesto o ser un buen amigo. Si tu amigo le ha mentido a su madre diciéndole que se queda en tu casa a dormir porque tenéis que hacer un trabajo y no acabareis hasta tarde, y en realidad tu amigo se ha ido a una fiesta en el pueblo de al lado. Te llama su madre para preguntaros cómo vais con el trabajo y para hablar con su hijo, ¿qué le dirías a la madre de tu amigo?

5) El análisis de situaciones sociales. Es muy importante estudiar en las aulas situaciones que se pueden dar en nuestros días o estudiar los hechos pasados para comprender mejor el presente. Una gran herramienta es debatir con nuestros alumnos sobre distintas situaciones que pueden vivir cuando sean adultos, o sobre problemas de la actualidad (la pobreza en el Tercer Mundo, la violencia machista, el calentamiento global, el reciclaje…), para que planteen sus opiniones y a la vez sepan comprender las opiniones de sus compañeros que son distintas a las suyas.

6) Actividades vivenciales y experiencias formativas. Aunque es importante definir y debatir sobre las normas morales, como mejor se aprende en viviendo experiencias en las que se experimenten.
Por ejemplo: si queremos que nuestros alumnos aprendan a dialogar entre ellos, a respetarse mutuamente, a cooperar, a ser tolerantes… deberemos plantear situaciones en clase en los valores que queramos enseñar se vean reforzados. Por ejemplo diálogos, debates, actividades en grupos, juegos en grupos…


El plan de acción tutorial junto a los demás proyectos del centro (PEC, PCC, Plan de convivencia, etc.) ayudan a los profesores a llevar a cabo una educación moral más correcta. Los tutores, en la hora de tutoría con sus alumnos puede realizar actividades con ellos para enseñar valores morales y de convivencia.
Un ejemplo de plan de acción tutorial: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~04010127/plan_aly.htm







REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

http://www.ua.es/dpto/dspee/estudios/otros/LAS%20EMOCIONES.pdf
http://acosoescolar.wordpress.com/2007/02/13/la-comprension-de-las-emociones-infantiles/
http://www.inteligencia-emocional.org/
http://www.resumido.com/es/libro.php/190
http://www.12manage.com/methods_goleman_emotional_intelligence_es.html
http://definicion.de/socializacion/
http://definicion.de/autocontrol/
http://www.slideshare.net/linacervantes/desarrollo-personal-social-y-moral
http://ficus.pntic.mec.es/~cprf0002/nos_hace/desarrol3.html
http://www.slideshare.net/linacervantes/desarrollo-personal-social-y-moral








mapa_tema_5_ajfts.jpg



1) Juan piensa de si mismo que es: extrovertido, testarudo e inteligente, ¿sabrías decirme a que concepto
hacemos referencia popr la acción resultante del pensamiento de Juan?

a) Autoestima.
b) Personalidad.
c) Yo ideal del individuo.
d) Todas las respuestas son incorrectas


2) Pepito es un niño de 5 años y 4 meses. Conociendo los tipos de autoestima que existen, al saber la edad del
individuo, ¿qué autoestima crees que le afectará más y por qué?

a) Autoestima global, todos los aspectos son importantes para él.
b) Autoestima académica, sus triunfos en los estudios es lo que más le motiva.
c) Autoestima social, ya que sus padres e iguales son de carácter prioritário.
d) Autoestima física, las destrezas físicas son lo más característico en un niño de esta edad.

3) ¿Qué ocurrirá en un futuro si el "Yo real" de María se diferencia en gran medida de su "Yo ideal"?

a) Esta diferencia le producirá una gran autoestima y una estabilidad máxima.
b) Desarrollará a lo largo de su vida una baja autoestima.
c) En su entorno familiar y entre sus iguale tendrá un mal comportamiento.
d) Se creerá superior en su vida cotidiana.

4) Si hablemos de aquello que se puede inferir directamente de las expresiones faciales: felicidad, miedo, enfado, tristeza, sorpresa, estamos hablando de...
a) Las expresiones básicas
b) Emociones básicas
c) Sentimientos originiarios
d) Ninguna de las anteriores son correctas

5)Cuando hablamos de un niño que suele ser activo, sociable, competente, asertivo, avanzado en adopción de roles y juicios morales. Hablamos de un niño...
a) Habilidoso socialmente
b) Empático
c) Altruista
d) Dogmático